Las conciencias son privadas.

Reproduzco aquí una colaboración que hice para el proyecto: leyabortoespana.wordpress.com

A día de hoy nadie duda de que Rajoy ha engañado a sus votantes. A día de hoy nadie duda de que el PP sea un partido que se preocupa más de sus encuestas que de sus personas y sus ideas. A día de hoy nadie duda de que Arriola se ha reído en la cara de los miles de ciudadanos que llevamos años reclamando mayor protección para las mujeres embarazadas y sus hijos no nacidos y que votamos al PP ilusionados en 2010. A día de hoy nadie duda de que el PP no es un partido pro-vida como querían hacernos creer.

Seguir dando vueltas a estas cosas no tiene sentido. La pregunta es ¿y ahora qué? ¿Qué más podemos hacer?

(Lo que voy a poner no va a gustar. Mucha gente buena dirá que estoy ayudando al mal, y que estoy ganándome la condenación eterna. Mi conciencia y mis opiniones son mías. Un saludo a todos.)

Tenemos a ciertos sectores de la sociedad civil y eclesiástica pidiendo a la gente que abandone masivamente el PP, los afiliados y los votantes. Me surgen unas dudas: ¿Para qué? ¿Qué ganamos? ¿En qué avanza la defensa de la vida y el resto de derechos básicos si vaciamos al PP de gente buena?

Esta gente, debe preferir que gobierne Podemos & Co. (las encuestas internas del PSOE ya les empatan) y que una vez en el poder aprueben leyes de aborto libre hasta la semana 22, o hasta la 36.

Esta gente debe preferir que una vez en el gobierno la izquierda radical, que está tan de moda ahora en España, re-instaure educación para la ciudadanía y se meta todavía más en las cabezas de los niños. Esta gente debe preferir que una vez en la Moncloa los partidos filocomunistas, que están creciendo como la espuma desde el 15M, aprueben leyes que penalicen la libertad de expresión y la religiosa. Esta gente debe preferir que desde las estructuras del estado se recluya a los católicos en las iglesias y nos prohíban enseñar nuestra fe o demostrarla públicamente. Esta gente debe preferir unos medios de comunicación intervenidos desde el estado. Esta gente debe preferir que nuestros dirigentes inspiren sus políticas económicas en el castrochavismo.

Además esta gente debe preferir que nadie pueda o quiera hacer frente a un futuro gobierno de estas características. Esta gente debe preferir que el único partido del arco parlamentario nacional naturalmente llamado a hacer frente a estas políticas pierda toda la gente con ideales que tiene dentro. Esta gente debe preferir que el PP quede en manos de Arriolas varios. Esta gente debe preferir que en la siguiente reforma de la ley del aborto el PP vote a favor. Esta gente debe preferir que cuando se vayan a derogar los acuerdos entre la Santa Sede y España sea por unanimidad, y que ningún partido se oponga.

Al margen de que haya gente convencida de que se va a defender la vida y la dignidad humana cuando gane la izquierda las elecciones, y vaya a centrar sus esfuerzos en ayudarles a hacerlo, (totalmente respetable) yo voy a tomar otra actitud. Lo siento, no puedo pensar que es sensato dejar España en las manos de los enemigos de todo lo bueno en lo que creemos. Lo que tenemos enfrente es terrible, y no quiero que manden en mi país.

¿Pienso dejar que gobierne el PSOE con Podemos y que el aborto en lugar de ser libre hasta la semana 14 lo sea hasta la 22? No.

¿Pienso dejar que quiebren España más aún? No.

¿Pienso dejar que vuelvan a instaurar educación para la ciudadanía? No.

¿Pienso dejar que suban los impuestos aún más de lo que los ha subido Rajoy? No.

¿Pienso dejar que deroguen los acuerdos con la Santa Sede por motivos puramente ideológicos? No.

¿Pienso dejar que retiren los conciertos a todos los colegios concertados? No.

Y por tantas otras cosas que yo quiero evitar creo que el mal menor es más necesario hoy que nunca antes… ¡Porque el mal mayor es mucho más grande hoy de lo que ha sido nunca!

Pablo besando la bandera que representa su ideología, la ideología que parece que muchos quieren para España.
Pablo besando la bandera que representa su ideología, la ideología que parece que muchos quieren para España.

Así que yo, que llevo trabajando en asociaciones provida desde los 15 años pienso votar al PP.  En lugar de tomar una actitud destructiva para la causa de la vida, y para España yo lo haré de forma diferente: trabajaré para que en mi entorno se sepa que cada vida importa, que la dignidad humana empieza en el momento de la concepción y que dura hasta la muerte natural. Trabajaré para que en mi entorno se sepa que de esta dignidad emanan realidades, derechos y responsabilidades y que hay que defenderlos.

Trabajaré para que en el PP (partido al que NO pertenezco) haya cada vez más gente buena, en puestos de relevancia o de base, trabajando para desde su sitio hacer el bien. Que alguien venga y me diga que otro partido puede llegar a defender las ideas del humanismo cristiano occidental. Evidentemente tienen que poner orden en su casa antes, pero a día de hoy no tenemos más opciones.

El PP no es un partido provida como creíamos, pero es el único que puede llegar a serlo.

A los que les parezca una barbaridad lo que estoy diciendo les recomiendo que sigan votando bajo la ilusión de que alguien va a derogar el aborto de la noche a la mañana en una sociedad que, por mucho que no nos guste, tolera el aborto, tal y como reflejan las encuestas. Les invito a seguir votando desde la creencia falsa de que el PP va a perder millones de votos por la ley del aborto. Les invito a seguir votando desde la convicción de que “el PP/mi partido me ha traicionado” y acaben de hundir el país. Les invito a seguir votando pensando que los 100% provida somos mayoría, cuando no lo somos.

Por supuesto que votar al PP no hace avanzar al bien. Pero no votarle hace avanzar al mal.

pablo-iglesias-internacional
Parte del futuro gobierno de España (si no hacemos algo para evitarlo) cantando su himno ideológico.

Pese a todo esto, el futuro no es totalmente oscuro; hay pequeños destellos de esperanza. Me viene a la cabeza el alcalde de un pequeño pueblo de Zamora al que tuve el gusto de conocer en 2009. Era del PP, y reguló de tal forma que, el hijo que una mujer llevaba en el vientre, contaba igual, para el ayuntamiento, que uno ya nacido.

Yo quiero un PP lleno de alcaldes, concejales, afiliados, diputados y ministros iguales que este señor de Zamora. No un PP lleno de Celias Villalobos, como quieren algunos.

Además saldré a la calle el día 22 de Noviembre para gritar alto y claro al Gobierno que somos muchos los que defendemos a las mujeres y a sus hijos. Esta marcha tiene que superar a las manifestaciones anteriores, incluso a la del 17O de 2009 a la que fuimos casi 1,5 millones de personas. No lo hago con la esperanza de que este Gobierno vaya a cambiar su política de abandono a las mujeres. Lo hago para que los políticos buenos sepan que no están solos, que somos millones los que pensamos como ellos y les acompañamos, que somos millones los que les apoyaremos cuando den un paso valiente en la dirección correcta, como ha intentado hacer Gallardón o como hacía este buen señor en Zamora.

Y sobre todo, intentaré no juzgar las conciencias de la gente que permanece en el PP, o que se sale de él. La conciencia de cada uno es privada, y ni yo, ni los periodistas, ni los obispos podemos meternos en ellas.

Anuncios

4 comentarios en “Las conciencias son privadas.

  1. Nos olvidamos de que el mal menor sigue siendo mal…
    Es cuestión de tiempo que otros partidos que apoyan abortos en estados de gestación más avanzados o que propongan otras leyes que favorezcan eutanasia entre otras lleguen al poder. Eso no lo podemos evitar, lo que si q podemos hacer es que una vez vuelvan otros partidos supuestamente contrarios es que devuelvan la normativa a su estado orginal.
    Si no aprenderán que defraudar a una parte de la población les saldrá gratis.

  2. Totalmente de acuerdo contigo, Luis. Yo Pienso lo mismo que tu y además creo que todos los que le están haciendo la anticampaña al PP, no dan ninguna opción de partido al que se puede votar. Así que yo, también votaré al PP. Un abrazo

    1. Me alegra mucho que estés de acuerdo Lourdes! Creo que somos más los que pensamos así que los que no. Y también tenemos que hacernos oír.

  3. Mis respetos pero mi conciencia no me deja votar a ese partido de corruptos que ha engañado a sus votantes. Hay otras opciones.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s